martes, 24 de marzo de 2015

TSUNAMI: UN CLÁSICO JAPONES RENOVADO


Un auténtico “tsunami” fue lo que provocó la apertura de este mítico restaurante japonés allá por el año 1999, haciendo honor a su nombre, y ahora emprende nueva etapa en nuevo local de la misma calle, Tsunami en la calle Caracas nº 1, en pleno corazón de Chamberí.
 

Nueva decoración también, marcada por ese aire de serenidad tan característico del país y claras referencias niponas en su estética elegante, como el enorme panel central en rojo intenso en claro homenaje a la bandera japonesa.
 

Espléndidamente atendidos por el personal de sala, nos dejamos guiar por sus acertados consejos para probar varios platos de su carta, en la que encontramos una gran variedad de opciones gastro, incluidas referencias a otras cocinas como la mexicana o la mediterránea, todo un acierto. Comenzamos con un aperitivo que no sé a vosotros, a mi me chifla: edamame y ensalada de algas.

 
A destacar la calidad de la materia prima en la carta de Tsunami, carta en la que se van cambiando e introduciendo platos en función de la estación del año en la que nos encontremos y el producto de temporada.


Puedo comentaros que todo lo que probamos estaba delicioso, quizá lo que más me gustó fue el nuevo crunchy roll con langostino, aguacate y salsa de anguila, pero también podemos tomar platos clásicos de cualquier carta japonesa que se precie, como el sashimi, gyozas variados o platos que sólo podemos encontrar en Tsunami, como el brickrollo (rollito de marisco con verduras), la hamburguesa de atún, bocaditos de salmón y aguacate, y el muy delicioso teriyaki de pollo o atún o las brochetas de salmón.

 
Interesante la carta de bebidas, que además del tradicional sake incluye cervezas japonesas como Asahi o Sapporo. Y entre los vinos, variedad de denominaciones de nuestro país, Rías Baixas, Somontano, Rueda o Valdeorra entre los blancos, y Riojas, Riberas, Bierzo o muy buenos Vinos de Madrid, además de cava y champagne.

En Tsunami nos lo ponen fácil y también ofrecen un Menú Tsunami (32,85 euros) que consta de sopa miso y ensalada de algas; tres entrantes a elegir entre tsunami roll, gyoza o sashimi mixto; y dos principales a elegir entre teriyaki de pollo o yakisoba, además de postre, café o té.

Y por supuesto un plus, servicio take away y servicio a domicilio.

Una excelente opción japo por su buena relación calidad precio, con un ticket medio sobre los 35 euros.

 

Tsunami

Caracas, 1 Madrid

Tlf. 91 308 05 69

Fotos propias y de Tsunami


Si queréis que visitemos vuestro local gastro, podéis contactarnos en mgutierrezaller@gmail.com

 

 

miércoles, 18 de marzo de 2015

LA IMPERIAL DE RAIMUNDO: TABERNA DESENFADADA DE HOY EN DÍA


 
He conocido un sitio muy chulo para quedar con amigos o con la familia y además comer rico y sin complicaciones, ubicado en la zona ajardinada y peatonal de Raimundo Fernández Villaverde, con una agradable terraza de verano.

Os hablo de La Imperial de Raimundo en la que hace pocos días disfruté de una “cena imperial” junto a mis queridas Ana y Cecilia del fantástico blog Madqueens, el experto “gastrohunter” JavierMunárriz, y mi querido Javier Fernández Piera con el que cada día aprendo algo nuevo sobre vinos.

 
La Imperial de Raimundo es una taberna de hoy en día, hermana pequeña por cierto de La Imperial de San Antón (en el famoso Mercado de San Antón), decorada por los propios propietarios con un gusto exquisito, acogedor y buen rollo para gente disfrutona. Local de techos altos en los que predomina la madera, el hierro y el azul turquesa, ojo a las baldosas hidráulicas que presiden el centro del local, una pasada, y atención a las latas de las clásicas “toreras” y otras conservas que aquí se reutilizan a modo de pequeños maceteros, ¡me ha encantado el detalle!
 
 
Una cómoda barra y mesas altas en la entrada, para disfrutar de un buen vino de las acertadas referencias de su carta (todos los vinos se pueden servir por copas, entre 2 y 3 euros), un castizo vermú, cervecitas o una copa a precios ajustados, compartiendo platos entre amigos. Al fondo, mesas de madera clara en las que relajarnos y probar platos sabrosos.
 
 
La carta de La Imperial de Raimundo sorprende por su variedad original, por fin algo distinto, como la ensalada de tomate (procedente de Teruel) con huevos fritos rotos, una combinación inesperada pero acertada. Y ese mismo estupendo tomate presentado solamente con aove y escamas de sal, ¡saborazo!
 
 
Alitas rellenas con nido de patata paja, sin huesos, como las aceitunas, súper cómodas de comer y ricas.
 
Rabas de calamar con ali oli negro, escurriditas y un ali oli suave.
 
 
Plato estrella de La Imperial de Raimundo es un “imperial” cachopo asturiano, concretamente al estilo Lugones, perfecto para compartir. También ofrecen cachopo gallego, en el que sustituyen el relleno de jamón por lacón, muy original.
 
 
Postres caseros como la leche frita, o la tarta de queso, aprovechamos para celebrar un cumple con originales velas de llama de colores.
 
 
La Imperial de Raimundo me parece una buena opción tabernaria, carta fácil de compartir con amigos o familia y muy buena relación calidad precio, ticket medio en torno a 25 euros, además de un menú del día a 12 euros que hace las delicias de los trabajadores de esta zona financiera de Madrid.

 


Raimundo Fernández Villaverde, 44 Madrid

Tlf. 91 553 89 75

Fotos propias y de La Imperial

Si queréis que visitemos vuestro local gastro, podéis contactarnos en mgutierrezaller@gmail.com

jueves, 12 de marzo de 2015

JUANITA CRUZ: LO CLANDESTINO SE PONE DE MODA



Primero fue Pipa, luego Marieta y ahora llega otra chica guapa: Juanita Cruz, nombre de torera para imprimir carácter a este local recién abierto prácticamente debajo de Pipa & Co.
 
 
Cuenta la leyenda, y así me lo confirmó uno de sus propietarios, que Juanita Cruz se ubica en lo que fue una antigua estación de metro de Chamartín en tiempos de la postguerra civil española, donde se reunían caballeros y damas de la época de forma clandestina, para dar rienda suelta a charlas sin censura, bebiendo y bailando hasta el amanecer.
 
 
Y este parece el espíritu del grupo de empresarios hosteleros de éxito que apuestan una vez más por una combinación de elementos que les funciona de maravilla: un local bonito, decorado con gusto y acogedor; una carta rica de precios comedidos; cocktails, copas y buena música; todo ello agitado (y mezclado, lo siento 007) para que la gente guapa se sienta cómoda y, sobre todo, buen rollo. Un acierto.
 
 
Así que bajé las escaleras de este nuevo local con toda la curiosidad del mundo, fijándome en cada detalle (azulejos de la “antigua” estación de metro incluidos) con los que han conseguido ese “aire” clandestino y elegante en el que igual puedes comer con una amiga, que quedar para cenar y bailar tomando una copa sin necesidad de cambiar de local, un rollo muy cosmopolita.
 
 
Vamos con las gastromonicadas, os diré que todo lo que comimos estaba muy bueno, os cuento:

Los huevos del chef, Robert, huevos poché, trufa rallada y salsa de boletus, formidable presentación.
 
 
La carta tiene una parte japonesa muy apetecible: sushi de roast beef y su salsa caliente; Nigiris de pez mantequilla y trufa; Sushi de atún rojo, algas wakame, aguacate y mayonesa picante.
 
 
Mini burguers de rabo de toro, queso manchego, puré de patatas y su salsa, suaves y sabrosas.
 
 
Pulpo gallego, cachelos y pimentón de la vera.
 
 
Pizza de tomates secos, queso de cabra y cebolla caramelizada, y pizza de mortadela trufada, alcachofa, aceituna negra y huevo de corral, masa fina, como a mí me gusta, con ingredientes algo distintos a lo habitual, fáciles de compartir.
 
Tarta ¡feliz cumpleaños!, de galletas maría con chocolate y lacasitos, todo un clásico ya del grupo de restauración al que pertenece Juanita Cruz, irresistible para los amantes del dulce.

Chiqui Calleja, -con el que por cierto mantuve una más que interesante conversación sobre gastronomía-, y sus socios saben muy bien lo que hacen, y lo hacen muy bien. No hace falta ser adivina para saber que, al igual que sus predecesoras, Juanita Cruz será (si no lo es ya) el local de moda en Madrid; ¿cuál será la próxima apertura del grupo?....os lo contaré en cuanto lo sepa…


JuanitaCruz      

Paseo de la Habana, 105 Madrid 

Tlf. 91 451 17 76

Fotos propias y de Juanita Cruz

Si queréis que visitemos vuestro local gastro, podéis contactarnos en mgutierrezaller@gmail.com

martes, 10 de marzo de 2015

URKIOLA MENDI: PARRILLA DE ENCINA Y VINOS DE MADRID, MARIDAJE PERFECTO


 
Mis queridas Isabel Aires y Alba Mañanes me han hablado maravillas de las novedades en la carta de Urkiola Mendi, así que hace unos días disfruté de una cena estupenda en torno a su parrilla de encina, maridada con los excelentes vinos de Madrid Las Moradas de San Martín.
 
 
Rogelio Barahona, Roge, es el “todo” en este restaurante que lleva abierto más de una década: cocinero apasionado y entrañable persona, es un placer y un lujazo escucharle hablar sobre productos y sobre cocina, sabe un montón de gastronomía y de muchos otros temas como la música, -melómano empedernido-, el arte, lo humano y lo divino; es un excelente chef y excelente persona, así que me dí el gustazo de compartir conversación con él en muchos momentos de la cena, gracias Roge, he aprendido un montón.
 
 
Había conocido Urkiola Mendi hace unos cuantos años en un delicioso menú micológico, y ya la experiencia fue estupenda; me encanta entrar en este elegante local en el que se respira calidez, comodidad y buen gusto, atención a los arcos ojivales de sus ventanales que le dan toda la personalidad al local! Y no dejéis de admirar en uno de sus salones el impresionante cuadro que preside la mesa, la tela del cuadro es un propio mantel del restaurante, y los autores de la obra, amigos pintores de Roge que encontraron la inspiración en sus fogones, flipante!.
 
 
La bodega Las Moradas de San Martín, D.O. Vinos de Madrid, conociendo la pasión y el conocimiento de Roge sobre estos caldos, le propuso idear un menú nocturno para maridar con tres de sus vinos, elaborados todos ellos con uva garnacha, Senda, 2009, Initio 2008 y Las Luces 2007, y el resultado no pudo ser más acertado.
 
 
Comenzamos con unas croquetas caserísimas de gallina (probadlas, son como las que hacen las abuelas), bacalao y, atención, croqueta de chorizo!, sabor intenso; plato de mejillones de bouchot a la brasa de carbón y salsa Thermidor, ¡qué ricos!, me trasladaron por un momento a mi querida costa vasco-francesa que me encanta.
 
 
Continuamos con un original compacto de morcilla de puerros, reinetas en compota y jarabe de remolacha, sin palabras, un plato de diez!


Cazuelita de callos y morros de ternera al estilo Urkiola Mendi, a decir de los entendidos en casquería con los que compartí mesa, muy suaves y nada pesados, incluso para cenar.


Bacalao a la brasa sobre pisto a la vizcaína, no podía faltar un buen bacalao de la mano de Rogelio, un pescado tan sencillo y tan rotundo a la vez, suave y sabroso.
 
 
Hamburguesa de buey a la parrilla (carne con 120 días de curación nada menos) y sus guarniciones, más que hamburguesa podríamos decir (y Roge así lo confirmó) que se trataba de un steak tartar pasado brevemente por la parrilla, saborazo de carne perfectamente macerada, tomate casero y deliciosa mostaza, por supuesto, sin pan.
 
 
Terminamos como no podía ser de otra forma con un clásico postre vasco, tejas, trufas y Goxua, que Rogelio ha llamado “homenaje a Ellas”, para agasajarnos a las mujeres.
 
 
Una velada exquisita, por sus caldos y por la cocina y los platos de Urkiola Mendi, os tengo que recomendar una visita; y para los amantes del jazz y blues del que Roge es seguidor, cada mes organiza en su local las “Urkiola Mendi Sessións” para amenizar sus cenas.

El precio medio está en torno a unos 48 euros, aunque de martes sábados ofrece menús por 35 euros disponible por la noche. Hay que conocer y disfrutar a Roge y su cocina.

 


Arturo Soria, 51 Madrid

Tlf. 91 367 52 94

Fotos propias y de Urkiola Mendi


Si queréis que visitemos vuestro local gastro, podéis contactarnos en mgutierrezaller@gmail.com

 

 

 

 

 

 

jueves, 5 de marzo de 2015

EGUINOA: UNA RENOVACIÓN DE CARTA MUY ACERTADA



Texto by Mónica Gutiérrez-Aller @lasmonicadas

Cuando una periodista gastronómica de la talla de AlexandraSumasi te habla con pasión de un nuevo proyecto gastro de un ya consagrado restaurante como es Eguinoa, es que ni lo dudo!
 
Había estado ya un par de veces en Eguinoa, muy a gusto la verdad en ambas ocasiones, pero esta vez creo que han conseguido dar con la tecla para estar en boca de todos los foodies y demás aficionados a la buena cocina. 
 
Y es que desde septiembre pasado Eguinoa cuenta con Javier Brichetto, chef argentino que, en mi opinión, está consiguiendo aunar con acierto platos tradicionales con guiños a su país, que pasan por cocinar con brasas muchos de los platos de esta nueva carta, platos de elaborada ejecución que la verdad, sorprenden.
 
Entramos en Eguinoa y nos sorprende una increíble lámpara que distribuye los espacios: arriba, una barra y mesas altas para compartir raciones y/o copas, con una acogedora chimenea al fondo; abajo, el restaurante, decorado en tonos ocres y dorados, mesas espaciadas y distribución muy acertada.
 
 
La carta ha variado sustancialmente, y aunque los platos siguen teniendo un corte clásico, Brichetto ha dejado su impronta y le ha dado la vuelta a estupendas materias primas, consiguiendo platos excelentes como el arroz ahumado a la brasa con puntillitas en tempura, o la peculiar presentación templada del ceviche, una especialidad propia de Pisco.
 
 
Muy bien aconsejados por Alexandra y por el propio chef Brichetto, comenzamos con el aperitivo, choripan, delicioso bocado para comenzar.
 
 
Seguimos con un plato de vegetales de temporada al carbón, estupendos, al dente y de intenso sabor.
 
Un plato fuera de carta, caballa  y cogollo a la parrilla argentina, interesante contraste de sabores. Continuamos con pescado, esta vez bacalao a la brasa con ají de gallina y albahaca. Y después, pez mantequilla, miso, mandarina y cebollas rojas, con intenso aroma a cítricos, cuidada elaboración, en mi opinión quizá demasiado hecho el pescado, algo remediable sin duda.
 
 

Mollejas de corazón de ternera , papas y champiñón de París, para los amantes de la casquería, este plato os sorprenderá.
 
 
Delicioso lomo alto a la parrilla, como no podía ser de otra manera en un chef argentino, excelente carne y excelente presentación.

 
Y llegó la hora del postre, refrescante naranjilla a la brasa con helado de mandarina y coco, con el permiso del chef, creo que a este plato le sobra el coco.
 
 

En mi opinión, Eguinoa ofrece una carta muy interesante que rompe con lo esperado, espléndidamente atendidos por el maitre, Juanjo Bullido, Marta y David en sala, y bajo la dirección de Jesús del Cerro, me parece una gran elección gastro para probar platos diferentes a lo acostumbrado y quedarse con muy buen sabor de boca.

A todo ello añadir la sorprendente carta de vinos, tanto por sus referencias (vinos españoles,franceses, alemanes y algún vino portugués) como por sus precios, muy ajustados y competitivos.
 

Precio medio unos 35 euros, muy recomendable.


Eguinoa    

Zurbarán, 18 Madrid

Tlf. 91 116 89 54

Fotos propias y de Eguinoa

Si queréis que visitemos vuestro local gastro, podéis contactarnos en mgutierrezaller@gmail.com