miércoles, 24 de febrero de 2016

EL QÜENCO DE PEPA: LA ELEGANCIA DEL SABOR



Texto by Mónica Gutiérrez-Aller

Todos conocemos una famosa novela de Jane Austin titulada en nuestro idioma "Sentido y Sensibilidad" (“Sense and Sensibility”) que bien podría describir el espíritu de El Qüenco de Pepa: sentido entendido como el buen juicio y el saber hacer de esta grande de los fogones, mi admirada Pepa Muñoz, a la hora de utilizar los mejores productos de temporada que de forma incansable busca en los mercados hasta dar con lo mejor de lo mejor, lo excelente; y sensibilidad, toda la del mundo, a la hora de preparar cada plato con el menor de los artificios para que el protagonismo lo tenga el sabor de cada ingrediente.

Además de buscar, y encontrar, en el mercado el mejor producto, Pepa –junto a su socia Mila Nieto- tiene su propia huerta en Ávila, con semillas de más de 50 años y trabaja con distintos semilleros todos los días del año, regándolo con agua de poza potable, que abastece la despensa de El Qüenco y de su nuevo espacio gastronómico, La Chamartina, que desde aquí también os recomiendo conocer sí o sí.

La carta de El Qüenco de Pepa es amplia y aparentemente sencilla, pues concede todo el protagonismo al producto de calidad excelente, con elaboraciones sencillas y tradicionales pero siempre con ese “toque Pepacon su pizca de innovación que la hacen única.


Permitidme hablaros de la bodega de El Qüenco, magistralmente elegida por la sumiller Beatriz Andrino, a la que desde aquí agradezco su tiempo y dedicación a la hora de explicarnos las características y bondades de los fabulosos caldos que maridan a la perfección con cada plato, como este excelente Licinia de las Bodegas del mismo nombre, un vino D.O. Vinos de Madrid, de Morata de Tajuña, con uva Cabernet Sauvignon, Syrah y Merlot, un vino que tiene mucho que decir y que, como bien dice Beatriz, nos habla a cada sorbo.

Y una vez decidido el vino, vamos con los platos elegidos por Pepa con todo su cariño para hacernos disfrutar con pasión de su mano profesional en la cocina:

Comenzamos con unos berberechos en salsa verde, una forma diferente de elaborar este producto que habitualmente tomamos simplemente abiertos al vapor, me ha convencido mucho el toque de vino de la salsa, y ¡qué tamaño de berberecho!.


La elaboración en papillote es un plato que no me esperaba, y que me sorprendió porque esa cocción, con su toque de sal, permite conservar toda la esencia del sabor a mar.


Producto estrella de El Qüenco de Pepa es su tomate, de esa huerta abulense que Pepa cuida y mima con pasión, yo lo llamo “solomillo de tomate”, presentado en rodajas con flor de sal y un aceite picual de diez, y ¡a ver quién es el guapo que se resiste a mojar pan!.


Seguimos con la huerta y una de mis verduras favoritas, alcachofas baby salteadas con ajetes, saborazo en esencia.

Huevo frito de campo con trufa melanosporum en pan de cristal, pero con trufa de la de verdad, de la que huele increíble y sabe aún mejor, cómo se agradece en esta época del año un plato así.


El pescado no podía estar mejor, un rodaballo al horno con aceite de oliva acompañado de una ensalada de invierno con berujas (otros las llaman pamplinas, corujas…) y granada.


Y estando en El Qüenco de Pepa, no podía faltar un plato que ya es todo un clásico en esta casa, el arroz cremoso con gurumelos y foie fresco a la plancha, os aseguro que es el arroz más sabroso que he tomado nunca, de intenso paladar y textura melosa.


Terminamos esta estupenda cena con dos postres caseros, una refrescante tarta de limón y un requesón casero con nata y miel.


El Qüenco de Pepa es un luminoso local con grandes cristaleras en el que predominan los tonos naturales y acogedores, elegantes blancos y grises limpios junto con maderas claras, aportan una sensación de sosiego que invita al disfrute, atención al original diseño de las sillas que me encanta; mesas amplias y toques sencillos que cuentan la historia de este restaurante en el que se respira dedicación y trabajo bien hecho, ¡Olé Pepa!.




C/ Henri Dunant, 21-23 (esquina con Padre Damián), Madrid

Tlf. 91 345 10 84
Fotos propias y de El Qüenco de Pepa

Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en mgutierrezaller@gmail.com

jueves, 18 de febrero de 2016

LA ENCINITA: IBÉRICOS DE BELLOTA Y COCINA CASERA DE LA DE VERDAD



Texto by Mónica Gutiérrez-Aller

La Encinita es uno de esos sitios que una descubre casi por casualidad, y ¡bendita casualidad!, así que me apetecía contaros lo mucho que me ha sorprendido el producto y la cocina de este gastrodescubrimiento.


¿Cómo podemos describir La Encinita?: la idea comienza comercializando y dando a conocer la excelencia de los productos ibéricos de bellota Marqués de Domecq, y carnes de la propia ganadería que la familia propietaria tiene en Extremadura, Domecq Natural Food, por lo que empezó siendo una coqueta tienda gourmet en la que comprar (o nos lo llevan a casa) todos los productos elaborados de forma artesana y tradicional del cerdo ibérico puro, exquisito jamón, sabroso lomo, chorizo y salchichones, además de otros productos gourmet como las conocidas anchoas de Santoña San Filippo, el queso Finca Pascualete, o el aceite ecológico virgen extra 2B con el que aliñar los deliciosos tomates de la carta.


La propietaria de La Encinita, Pía García de la Peña, de excelente paladar y como gran aficionada a la buena cocina que ha sido siempre, decidió dar a conocer sus recetas caseras a los clientes habituales de la tienda, y tal ha sido el éxito y la demanda de sus platos que la tienda se ha convertido en un auténtico restaurante gastrobar, con una cómoda terraza climatizada ubicada en la zona ajardinada del Pº de la Habana a un paso del Santiago Bernabéu.


Soy de las que piensan que cuando en un sitio se come muy bien hay que contarlo, a lo que añado el mérito de Pía al cocinar deliciosos platos en una cocina de pequeñas dimensiones, pero os hablo de cocina casera de la de verdad, de recetas tradicionales pero todas con un toque personal y sabroso de la casa, fruto de la cultura gastronómica de esta gran emprendedora que es Pía, junto al resto de su familia que dirige la finca extremeña.

Desde desayunos y tapas en los que el producto ibérico de calidad es la estrella, a platos elaborados con todo el mimo y cariño con la mejor materia prima, ya que todas las carnes llegan directamente desde el campo extremeño. Y no os olvidéis de pedir su famoso caldo calentito que tanto se agradece con estos fríos madrileños, ¡puro sabor!.


Además de buenos ibéricos y quesos, los guisos son los guisos: me encantó la carrillera al oloroso porque, sin ser yo una gran seguidora de esta pieza, he de reconocer que esta vez me acabé todo el plato, mi madre estaría orgullosa. Riquísima la presa ibérica guisada con un toque de cúrcuma acompañada de arroz blanco.

Y como gran amante que soy del roast beef, -y acordareis conmigo que no es fácil encontrar este plato en los restaurantes madrileños-, me declaro fan absoluta del roast beef de La Encinita, excelente preparación y guarnición más que acertada.


A la hora de los postres, variedad de dulces bocados como la muy demandada tarta de limón, deliciosa tarta fina de manzana y por supuesto, coulant de chocolate exquisito.


En La Encinita nos lo ponen fácil y podemos adquirir comida preparada para llevar y sorprender en casa; por todo ello y porque tiene un ticket medio muy comedido, no me he resistido a contaros que en Madrid existen otros restaurantes, -además de los consabidos sitios recién abiertos y que se ponen de moda rápidamente-, en los que se come muy bien de verdad y que son fieles al buen producto y la buena cocina. ¡Olé por el carácter emprendedor y el trabajo bien hecho, espero ansiosa que la familia crezca!.



LaEncinita       

Pº de la Habana, 7 Madrid

Tlf. 91 362 48 16
Fotos propias y de La Encinita

Si queréis que visitemos vuestro local gastro, podéis contactarnos en mgutierrezaller@gmail.com

martes, 16 de febrero de 2016

TATEL: AFTERNOON TEA TEKOE BY G.H. MUMM


Texto by Mónica Gutiérrez-Aller

Tatel estrena una estupenda propuesta para las tardes madrileñas, sobre todo en esta época invernal que estamos viviendo, el “T” de Tatel by G.H. Mumm: una merienda de lo más british en uno de los restaurantes de moda de la capital, y con música en vivo.


El “T” de Tatel by G.H. Mumm es algo más que el archiconocido “té de las cinco” inglés, os cuento: está compuesto por los auténticos scones londinenses, servidos con mermelada de fresa, crema de chocolate y nata montada, una selección exclusiva de mini pâtisserie artesana y una variedad de mini sándwiches salados entre los que no podía faltar el típico de salmón ahumado, pepino y queso crema, ¡me rechifla!.


Estos apetecibles bocados dulces y salados se acompañan con una copa de champagne G.H. Mumm y el mejor té premium en hoja, de la conocida casa Tekoe, de producción ecológica y traído directamente desde la plantación de origen, entre los que destacan tés negros como el Darjeeling Autumn Flush, blancos como el Silver Needles, verdes como el Fujian Maojian y sorprendentes mezclas de té verde como la de leche merengada con coco, canela y limón.


Y si lo prefieres, se puede acompañar esta merienda con uno de los seis cocktails que ha diseñado para la ocasión el barman de Tatel, Frank Lola, dos con alcohol, dos sin alcohol y dos a base de té, todo tipo de opciones que hay que probar.



En horario de 16:30 a 19:30 h., de lunes a sábado y con un precio de 28 euros (22 euros sin copa), pues lo dicho, ¡God save the tea!.


Tatel    

Pº de la Castellana, 36, Madrid

Tlf. 91 172 18 41
Fotos propias y de Tatel

Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en mgutierrezaller@gmail.com

jueves, 11 de febrero de 2016

CINCO JOTAS MADRID: LA DEHESA DE VANGUARDIA




Todos identificamos la marca y el nombre Cinco Jotas con productos ibéricos de calidad excepcional y alta gama: jamón, lomo, chorizo, salchichón…, cocina tradicional en definitiva; pero la restauración del Grupo Osborne ha decidido emprender un nuevo proyecto gastronómico, con un nuevo concepto, nueva imagen y nueva oferta en su carta, además por supuesto de conservar lo mejor de lo que ya tenían.

Y así nace (o renace) el recién renovado restaurante Cinco Jotas Madrid, en el ya mítico callejón de Puigcerdá (en la calle Jorge Juan), con una imagen de tradición moderna obra de la interiorista Sandra Tarruella y su socio Ricard Trenchs, y olé por su capacidad de captar toda la esencia y filosofía de Cinco Jotas, y haber sabido plasmarla como nadie en los materiales utilizados en la decoración del local (mimbre, cuerdas, maderas, terracota) y en la iluminación que recuerda a la luz del sol y los campos de La Dehesa.


El restaurante Cinco Jotas Madrid está dividido en tres plantas, con tres ambientes distintos pero que respiran la misma línea de la evocación al campo, al producto ibérico puro: en la planta baja una acogedora terraza climatizada, decorada en maderas y cuerdas, da paso al interior con un espectacular techo flotante de madera con textura de bellotas que filtra la luz recreando las sensaciones de La Dehesa, bajo el cual una imponente mesa de corte domina la estancia y preside una pared blanca de la que cuelgan varias piezas del protagonista absoluto de esta película: el jamón Cinco Jotas; es un auténtico placer ver cómo un maestro cortador va sacando toda la esencia al jamón, la imagen casi hipnotiza, exquisito sabor de los diferentes cortes al ritmo de un buen fino o una manzanilla.

 
 

jueves, 4 de febrero de 2016

OVEN MOZARELLA BAR: DESEMBARCO ITALIANO EN LA GRAN VÍA



Texto by Mónica Gutiérrez-Aller @lasmonicadas

Oven Mozarella Bar es un restaurante italiano situado al principio de la mítica Gran Vía madrileña, y es, en mi opinión, el local más chulo y moderno de esta populosa y transitada calle.

Un enorme espacio abierto de dos plantas diseñado por el exitoso estudio de arquitectura Proyecto Singular, con una impresionante fachada acristalada, en la planta baja ocupa un lugar preferente la cocina con su increíble horno de leña a la vista; subiendo por unas escaleras de aire industrial, en la planta de arriba domina el ladrillo visto y unas deliciosas librerías que cobijan troncos de leña y detalles cálidos que, junto con la iluminación tenue, logran crear un ambiente acogedor a pesar de la cercanía entre las mesas.

No es perdáis una visita al baño, presidido por un gran chester que contrasta con las vasijas antiguas como si vinieran de una ruina romana, y un ladrillo recuperado de los muros de carga del propio edificio; eso sí, son baños compartidos.

En la carta predomina, como no podía ser de otra manera, la cocina italiana asesorada por el chef Fabio Morisi, y elaborada con productos frescos y naturales: por supuesto (y haciendo honor a su nombre), en la carta de Oven hay una selección de burratas y mozzarellas artesanales procedentes de Italia; también embutidos artesanos elaborados en zonas históricamente especializadas del país, como la mortadela de Bolonia, condimentada con trufa negra, y presentada en lo que llaman La Tavola, una tabla surtida que incluye mozzarella, gorgonzola, speck, salchicha criolla, la propia mortadela trufata, pimientos, alcaparras y salsa pesto.

martes, 2 de febrero de 2016

SILLONES Y BUTACAS DE LECTURA


Texto by Mónica Gutiérrez-Aller

En esta época del año está claro que pasamos más tiempo en casa, tardes frías y menos horas de luz en la calle, apetece estar sentada en un buen sillón o butaca, con una mantita, un café caliente y un buen libro entre las manos.
Hay sillones y butacas de todo tipo, formas, tamaño y materiales: orejeros, rectos, altos, bajos, de  piel, de tela, lisos, estampados…., pero lo importante es que nos sintamos cómodos y que estemos deseando llegar a casa para acurrucarnos, descansar y disfrutar de la lectura.
Cerca del sillón podemos colocar una lámpara, una mesa auxiliar, un jarrón con flores frescas, una biblioteca, una alfombra…cualquier detalle que aporte calidez de hogar a nuestro rincón favorito.
Podemos crear nuestro propio ambiente cogiendo ideas deco de aquí y de allá, y dar nuestro toque personal a ese sitio que tanto nos gusta, sentarnos y simplemente disfrutar.

Como suelo contaros que decía Penélope Cruz en no me acuerdo qué película, “me encantan las cosas que solo sirven para hacer bonito”.

Todas las fotos son de autores que publican en Pinterest

Si queréis daros a conocer, podéis contactarme en mgutierrezaller@gmail.com