jueves, 28 de abril de 2016

ALDUCCIO: EL MÍTICO RESTAURANTE ITALIANO SE RENUEVA


Texto by Mónica Gutiérrez-Aller Gª


Tras haber conocido hace unos días un restaurante italiano mítico en Madrid, Alduccio, aún no me explico cómo no había ido antes; quizá sea por eso que muchos aficionados a la gastronomía pensamos sobre los sitios que llevan tantos años abiertos: creemos que como siempre están ahí, siempre tendremos un momento para visitarlos, pero prometo enmendar mi error porque a veces nos estamos perdiendo grandes cocinas y enormes profesionales.

Aldo Sebastianelli poseía varios restaurantes en su Italia natal, y debido a su amistad con la duquesa de Alba y su familia visitaba frecuentemente nuestro país, hasta que se decidió a abrir su primer restaurante en la capital; el propietario conocido por sus amigos como Alduccio, -de ahí el nombre del restaurante-, se propuso traer a Madrid la auténtica cocina italiana, la cocina de las nonnas italianas, la de verdad, y vaya si lo consiguió.

Han pasado varios años ya y Alduccio es todo un referente de esta cocina en nuestra ciudad, el decano de los restaurantes italianos me atrevo a decir, magistralmente dirigido ahora por la hija de Alduccio, Mónica Sebastianelli, y su hermano Giancarlo al frente de los fogones, han decidido dar un aire nuevo al local y a la carta, sabiendo conservar eso sí, la esencia del gran Aldo.


Nos olvidamos ya de ese tono burdeos con el que identificábamos el local y vemos ahora unas paredes elegantemente pintadas en un gris azulado, vestidas con fotos de grandes amigos de la casa y presidiendo al fondo del local, un cuadro del gran Verdi, acompañado de una iluminación íntima y acogedora que invitan a disfrutar de una relajante comida o cena. Mónica, como gran profesional de la decoración que es tras haber trabajado junto a mi admirado Pascua Ortega, ha sabido darle ese toque de moderna elegancia sin perder de vista el espíritu de la casa, atención a la vajilla escogida personalmente por la propietaria, ¡me ha encantado!, por no hablar de las flores y detalles en cada rincón.


La carta también se ha renovado con platos nuevos y exquisitas recetas, pero no olvidemos que Alduccio es un restaurante italiano, y mantiene los platos estrella de la casa; la verdad que leyendo la  carta es difícil elegir, apetece probar un poquito de todo, así que nos dejamos aconsejar por mi tocaya y comenzamos con una focaccia de jamón de parma, salmón ahumado y bresaola rucola e parmigiano. No podía faltar una pizza deliciosa, y la de boletus y trufa estaba simplemente riquísima.


Soy fan de un plato típicamente italiano, el vitello tonnato, y desde ya me declaro fan número uno del vitello tonnato de Alduccio, ¡un plato de diez!.


La pasta en Alduccio se elabora cada día de forma artesanal, a la antigua usanza, y eso se nota en una textura al dente y las deliciosas salsas que acompañan, como este sabroso penne al pesto.


Los postres también son caseros, así que ¡a ver quién es el guapo que le dice que no al clásico tiramisú!, por cierto, receta de la familia Sebastianelli.


Otros platos de gran éxito en la casa son las berenjenas alla parmiggiana, la burrata, el steak tartar, ossobuco, carpaccio,….así que ya tengo excusa para volver, y esta vez a la terraza que me ha encantado, tanto para comer o cenar como para tomar una copa después del trabajo o el aperitivo del fin de semana. Lo que yo me estaba perdiendo sin conocer Alduccio….

Visitado frecuentemente por varios jugadores del Real Madrid, no es raro encontrarse con alguno en la mesa de al lado o periodistas deportivos que conocen las exquisiteces de la casa, si hasta el mismo D. Alfredo Di Stefano fue padrino de Mónica Sebastianelli, hasta tal punto llega la relación del mundo del balón con Alduccio, amén de una clientela fiel entre la que ya me considero incluida.


Alduccio

Avda. de Concha Espina, 8 Madrid

Tlf. 91 564 68 97
Fotos propias

Si queréis que visitemos vuestro local gastro, podéis contactarnos en mgutierrezaller@gmail.com

martes, 26 de abril de 2016

FONTY: DEL DULCE AL SALADO


Texto by Mónica Gutiérrez-Aller

Dos años después de abrir Fonty en la calle Castelló, una de las pastelerías francesas con más nombre de la capital, de la que ya os conté aquí -por no hablar de su archiconocido brunch- la chef Marie Valdez se embarca en un nuevo proyecto con la apertura de un segundo local también en el Barrio Salamanca, concretamente en Juan Bravo 41, para ampliar su propuesta gastro y combinar con acierto un café y un restaurante.
En este nuevo local además de las ya clásicas propuestas dulces de su hermana mayor como la famosa tartaleta de limón, sus impecables y vistosos macarons, y esos deliciosos croissants, mmmm….., que por supuesto seguirán en Juan Bravo, ahora ofrece una exquisita variedad de platos a la carta para cenar, ideales para disfrutar en buena compañía.


Fonty evoluciona y a esta oferta dulce se suma una escogida carta de cocina internacional, con influencias francesas e italianas sin olvidar los toques picantes de América Latina y Asia; apetecibles platos como wraps de pollo en adobo de cinco especias chinas en cogollo y crujientes fideos de arroz, tartar de atún rojo con aguacate, vinagreta cítrica y crema de chipotle, chipirones salteados con ensalada de tomate, aceitunas Kalamata y tostas de pan de campaña, y sugerencias deliciosas como el lomo de merluza con timbal de verduras asiáticas y salsa cantonesa, ossobuco al vino tinto con polenta cremosa y no podía faltar en esta carta la famosa Hamburguesa Fonty, con champiñones salteados, cebolla caramelizada y queso Gruyère.


Y es que el local acompaña muy mucho a este ambiente de cenas: a diferencia de Fonty de la calle Castelló (cuya decoración nos traslada a los Hamptons norteamericanos en muchos de sus detalles), este nuevo local tiene aires….¿cómo os diría yo?...quizá más masculinos, por sus tonos más oscuros y elementos como el metal, la piedra y maderas oscuras, mezclados con cemento pulido y unas baldosas muy peculiares y exclusivas realizadas en Tánger bajo pedido, que nos recuerdan al primer Fonty.


Atención a las lámparas de aire marinero como nos explica Luis Raúl Valdez, a las paredes del local cubiertas en parte con un mosaico realizado con la madera de auténticas cajas de vino, a los paneles que plasman las antiguas baldosas de una estación de metro norteamericando, y a los peculiares objetos traídos de Londres y Alemania.


Los propietarios han conseguido crear una atmósfera moderna, sofisticada y acogedora, donde encontramos pinceladas de los tradicionales bistrós parisinos que se mezclan a la perfección con elementos industriales que nos evocan los modernos locales londineses o neoyorkinos.


Y un plus que todo madrileño terracista agradece, la próxima terraza que abrirán en el bolulevard de Juan Bravo, promete convertirse en todo un must go!


Fonty  

C/ Juan Bravo, 41, Madrid

Tlf. 91 138 86 46
Fotos propias y de Fonty

Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en mgutierrezaller@gmail.com

martes, 19 de abril de 2016

KENA: COCINA NIKKEI EN ESENCIA



Texto by Mónica Gutiérrez-Aller

Decir Kena es decir Luis Arévalo, el chef propulsor de la cocina nikkei en Madrid, quien en mi opinión, ha acertado trasladando su restaurante a un local más grande y luminoso en pleno Barrio Salamanca, aunque él estaba a gusto en su anterior ubicación, este nuevo Espacio Creativo Nikkei, como a Luis le gusta llamarlo, es el proyecto más ambicioso de este entrañable cocinero que nos ha enseñado que otro tipo de cocina tiene cabida en la oferta gastronómica madrileña.


La carta de Kena es sin duda un tributo y homenaje al producto premium, producto del día, traído directamente del mercado y de la Amazonía peruana, como le gusta a Luis. El mejor producto es elegido directamente por el cocinero y tratado con las técnicas japonesas más tradicionales, que en manos de Luis Arévalo se convierte en auténtico arte culinario.


Platos que ya son auténticos hits para los que seguimos la trayectoria del chef, tiraditos, sashimis, ostras, chirimboros, cebiches, usuzukuris, gyutatakis, nigiris y el mítico chupe de gamba roja que se convierte en un ramen.


Y nuevas propuestas que convencen mucho, como los tallarines de calamar y almejas, reinterpretación de guisos caseros en dumpling, sancochado y shabu shabu. Y como siempre, mucho cilantro, ají y curry aderezando con acierto la cocina de Arévalo.


En cuanto a vinos, hemos estado espléndidamente aconsejados por Rebeca Bellido, toda una profesional del ramo que impregna pasión en su descripción de los caldos, hacía años que no probaba un vino sudafricano y la ocasión lo requería, magnífica elección de Rebeca para maridar los platos intensos y complejos del chef.

El nuevo Kena ha sido decorado por el prestigioso estudio de Nacho García de Vinuesa, y cuenta con nada menos que 4 espacios: la Barra, a la entrada del local, el mejor lugar para observar en primera fila el exquisito trabajo de Luis Arévalo, aquí se elaboran los platos fríos a la vista de los comensales;


El Desenfadado, es el reino del picoteo, con una carta divertida e informal, disponible durante todo el día; y un detalle súper original: una cámara situada en La Barra permite a los clientes del Desenfadado ver a Luis en plena faena, ¡todo un espectáculo!.

El espacio llamado Gastronómico, dedicado al menú gastronómico y al menú ejecutivo del mediodía, donde se sirven los platos calientes que se elaboran en la cocina, también a la vista.


Y al fondo del local el Lounge, la zona de cocktails donde el pisco es el protagonista absoluto en diferentes variedades y combinados.


Un espacio sofisticado y cosmopolita, en línea con una cocina refinada, en el que predominan los tonos tenues como los beige crudos con toques dorados y metalizados que aportan calidez al local, sin olvidarnos de la madera y un espectacular paramento de bambú que evoca la Amazonía del chef.

Sin duda Kena es una de las mejores opciones gastronómicas de la capital para los amantes de la alta cocina nikkei, cumple con mucho las mejores expectativas, por lo que no tengo otro remedio que recomendaros una visita al nuevo local.


Kena  

Diego de León, 11, Madrid

Tlf. 91 725 96 48
Fotos propias y de Kena

Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en mgutierrezaller@gmail.com

martes, 12 de abril de 2016

ONDARRETA LA MORALEJA: I JORNADAS DEL STEAK TARTAR

 

Texto by Mónica Gutiérrez-Aller 
  
Es ya un secreto a voces entre foodies que el steak tartar es el plato estrella de Ondarreta La Moraleja, restaurante del reconocido Grupo de Restauración Ondarreta del que ya os hablé aquí  


Pues estamos de suerte, porque entre los días 15 a 24 de abril Ondarreta La Moraleja organiza sus I Jornadas del Steak Tartar para difundir el plato que más éxito está teniendo en su carta, para lo cual han diseñado un menú degustación maridado con vinos exclusivos de Bodegas Vivanco, al precio cerrado de 35 euros.

El menú de estas I Jornadas está compuesto por una selección de los platos más representativos de Ondarreta La Moraleja, por lo que además de su famoso steak tartar elaborado al momento incluye platos como un buen salmorejo cordobés, alcachofa confitada con crema de idiazábal, tartar de atún rojo con berenjena ahumada, mango y ajo sabi y un original aperitivo que no os desvelaré;  y por supuesto de postre las famosas crêpes Suzette de Normandie Ondarreta que ahora también puede probarse en La Moraleja preparadas delante del cliente, todo un espectáculo, y con un resultado de sabor súper equilibrado entre el dulce y el ligero toque amargo de la naranja.


El menú también incluye un plato confeccionado en exclusiva para el Grupo Ondarreta por la ex concursante de Masterchef Clara P. Villalón, que ha empezado a colaborar con este Grupo y cuya primera creación, Vieira a la beurre noisette con cremoso de haba tonka y aire de naranja está siendo todo un acierto, equilibrio conseguido entre la intensidad de la mantequilla y el aire de naranja.


Un local moderno y acogedor de dos plantas, decorado en tonos beige, arena y madera, azules y grises y unas originales lámparas de hierro que llaman la atención, Ondarreta La Moraleja cuenta además con dos terrazas: una a pie de calle para “aperitivear” o tomar una copa, y otra en la planta de arriba de lo más relajante en la que disfrutar de una agradable comida o cena y alargar la sobremesa con medio gin tonic de Mombassa Gin, también incluido en el menú de estas I Jornadas del Steak Tartar.


Por cierto, no olvidéis que todos los miércoles y jueves hay afterwork entre las 18:00 y las 21:00h, con una barra de pinchos al estilo barra donostiarra para disfrutar del vino y la cervecita que tan bien entra después del trabajo.
  


C/ Begonia, 135 (C.C. Los Porches) El Soto de La Moraleja, Madrid

Tlf. 91 128 02 03
Fotos propias y de Ondarreta La Moraleja

Si queréis que visitemos vuestro local gastro, podéis contactarnos en mgutierrezaller@gmail.com

jueves, 7 de abril de 2016

M.B: LAS DOS ESTRELLAS DE MARTÍN BERASATEGUI EN TENERIFE



Texto by Mónica Gutiérrez-Aller Gª.

M.B, el restaurante gourmet con dos estrellas Michelín de Martín Berasategui en la paradisiaca isla de Tenerife, fue otra de mis deliciosas experiencias gastronómicas durante las vacaciones de Semana Santa que ya os comencé a contar en mi anterior post y que desde aquí os recomiendo si aún no tenéis planes para los próximos puentes o vacaciones.


Cada vez que puedo visito algún restaurante galardonado con estos reconocimientos, y cada vez me doy cuenta de que las estrellas, al menos las Michelín, no caen del cielo: detrás de cada plato y cada detalle del restaurante hay un enorme esfuerzo, trabajo, dedicación e ilusión, además de mucha profesión, y eso, está claro, se nota.


El chef Martín Berasategui, con su estilo imaginativo, fresco y elaborado, ha conseguido nada menos que siete estrellas, dos de ellas en el M.B ubicado en el maravilloso Hotel Ritz-Carlton Abama, al sur de Tenerife, en el municipio de Guía de Isora, al frente de cuyos fogones encontramos a Erlantz Gorostiza, el chef vasco portento de la gastronomía española, mano derecha de Berasategui en este proyecto isleño que hace frente a los retos diarios de una cocina tan exigente como la de Martín con la misma soltura, eficacia y dedicación, empleando toda la creatividad y materias primas de la máxima calidad que hacen de la visita a M.B una experiencia inolvidable para el paladar.


Además de una sugerente carta, el menú degustación es la mejor opción para recrearnos en las creaciones de Martín Berasategui ejecutadas con maestría por Erlantz Gorostiza: compuesto por toda una exhibición de aperitivos espléndidamente presentados, como el cilindro efervescente de melón al vermut, la fresa de caipiriña, el whisky sour de fruta de la pasión o el buñuelo semi-líquido de bacalao y piñones, entre otros.


Continuamos con varios platos entre los que tengo que destacar sin duda la ostra tibia ligeramente escabechada con granizado de sake de pepino, chalota encurtida y bruma marina, excelente tratamiento de este producto, inesperado y delicioso, o el camarón soldado en ceviche sobre polvo helado de maíz ligeramente picante, navajas ahumadas y helado de leche de tigre, un plato de diez, imaginativo y perfectamente ejecutado.


Y esa riquísima merluza a la brasa envuelta en finas láminas de tocino, sobre espinacas jóvenes trufadas y jugo ahumado o el lomo de ciervo al carbón, berenjenas, nubes de avellana y velo translúcido de su jugo, conjunción de sabores que encajan perfectamente.


Desfile de postres imaginativos hasta lo impensable, increíble el Limón, el mini coco relleno de piña colada sobre crema de fruta de la pasión y su crema helada y la esponja helada de chocolate sobre un bizcocho de avellana, helado de café y granizado de whisky.


Un trabajo en sala absolutamente exquisito, dirigido por Roberto Castro, primer maitre del M.B, que cuida cada detalle para hacer de esta cena simplemente perfecta, y especial mención a Ion, el sumiller de este restaurante, siempre es un placer escuchar a personas que saben tanto de su profesión.

El Ritz-Carlton Abama está ubicado en una finca de 160 hectáreas en el tranquilo y privilegiado municipio de Guía de Isora, al sur de Tenerife y concentra una oferta gastronómica tan variada que es el único resort de Europa con tres estrellas Michelín en sus restaurantes, pues además de las dos estrellas de M.B, cuenta con la estrella del japonés Kabuki del chef Ricardo Sanz, y diez restaurantes de gran lujo en sus instalaciones, lo que le convierte en el paraíso de los turistas foodies.


Una visita al Ritz-Carlton Abama se convierte en todo un lujo para el paladar y un deleite de sensaciones que echaremos de menos desde aquí, así que, ya estoy planeando visita para el próximo año.


M.B   

Ctra. General TF-47, km. 9 s/n, Hotel Ritz-Carlton Abama, Guía de Isora (S.C. Tenerife)

Tlf. 922 126 000
Fotos propias y de Hotel Ritz-Carlton Abama

Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en mgutierrezaller@gmail.com