jueves, 30 de marzo de 2017

LA PALOMA: ¡FELIZ 25º CUMPLEAÑOS!


Texto by Mónica Gutiérrez-Aller

Siempre digo que me gusta la buena cocina, la de siempre, la que no defrauda nunca, y si un restaurante cumple 25 años está claro que es porque hace las cosas muy bien y es fiel a su concepto de gastronomía; y eso ocurre en La Paloma, un clásico en Madrid como os contaba aquí que este mes de abril cumple nada menos que un cuarto de siglo en la capital, os cuento:


El 8 de abril de 1992 nacía en la calle Jorge Juan de Madrid el Restaurante La Paloma. Su nombre tiene un origen curioso, ya que no se eligió por resultar un nombre castizo como podría pensarse (el restaurante está situado en pleno barrio de Salamanca), sino que se jugó con los nombres de las hijas de ambos socios (PAtricia, LOrena y MArta), para formar La Paloma. El restaurante era el resultado de una larga colaboración entre dos reconocidos profesionales en el sector de la restauración: Segundo Alonso como jefe de cocina y Mariano Ávila como jefe de sala.





Los resultados no se hicieron esperar y La Paloma obtuvo rápidamente el reconocimiento de crítica y público en general hasta conseguir, entre otras calificaciones, una estrella Michelín, un Sol Campsa o una nota de 7,5 en la Guía Gourmetour.





Durante estos años, el restaurante se ha mantenido fiel a sus valores: ambiente cálido y acogedor, un trato exquisito y la selección de las mejores materias primas para la elaboración de una cocina innovadora con toques muy personales en la que destacan los platos de caza, casquería y setas de temporada.

Con motivo de estos 25 años, La Paloma ofrecerá durante todo el mes de abril un menú degustación conmemorativo, un menú degustación que al precio de 60 euros (bebida incluida, IVA aparte) estará compuesto por los siguientes platos:

-Croquetas cremosas de foie
-Ceviche de gamba roja
-Erizo de mar gratinado con huevo de codorniz
-Vieiras sobre tartar de verduritas con huevas de arenques
-Espárragos blancos con huevo escalfado al aroma de trufa
-Ravioli de bogavante y hongos
-Lubina a la parrilla sobre compota de tomate al tomillo
-Pichón de navaz en dos texturas, pechuga asada y muslitos guisados
-Parmentier de rabo de toro con apionabo
-Sorbete de piña con coulis de fresón
-Tarta fina de hojaldre y manzana con helado de vainilla
-Sopa de chocolate

BEBIDAS

-Taittinger brut
-Caserío de Dueñas (Verdejo)
-Delicias de Baco (rioja)
-Figuero viñas viejas (Ribera del Duero)
-Moscatel Ochoa
-Agua y café o infusiones


No sé vosotros, pero yo sólo con leer los platos de este menú de cumpleaños ya estoy salivando, desde luego cuentan conmigo para celebrar su aniversario, una oportunidad perfecta para conocer la cocina de La Paloma si aún no la has probado, estoy segura de que te enganchará.



C/ Jorge Juan, 39, Madrid

Tlf. 91 576 86 92
Fotos propias y de La Paloma


Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en mgutierrezaller@gmail.com

martes, 28 de marzo de 2017

WAREHOUSE MADRID: LAZY SUNDAYS DE BRUNCH


Texto by Mónica Gutiérrez-Aller



WareHouse Madrid no se detiene en su afán por sorprendernos con nuevas propuestas gastronómicas como ya os contaba aquí y en esta línea, basada como siempre en una cocina genuina, natural y con denominación de origen, el restaurante WareHouse Madrid estrena este mes su brunch Lazy Sundays, para disfrutar de la naturaleza y el placer del slowfood en plena ciudad.


Una propuesta que, al igual que la carta general, presiden los productos de Organic Farm Hacienda Zorita, un proyecto único de farming contemporáneo, nacido en un espacio natural protegido en pleno corazón del Valle del Duero del que hace bien poquito os hablé aquí .

Los domingos de 13:00 a 16:00h el menú brunch Lazy Sundays de WareHouse Madrid está compuesto por:


PARA ABRIR EL APETITO: mini bollería; pain au chocolat, brioche, croissant, vasitos de yogurt y frutos rojos.
SEGUIMOS CON: selección de ibéricos de Salamanca y quesos de Hacienda Zorita Organic Farm; mini tostas de steak tatar; chupitos de gazpacho y salmorejo y brochetas de pollo estilo satay.
A ELEGIR: huevos de corral revueltos con nuestro queso curado; o hevos benedictinos con nuestro jamón ibérico Pata Negra, o salmón ahumado o hamburguesa estilo WareHouse.
SELECCIÓN DE POSTRES: mini crème brûleé; brochetas de fruta de temporada y brownie.
Precio: 35 euros/persona ∙ 12 euros/niño ∙ IVA incluido (Refresco, cerveza, agua o copa de vino y café incluidos).

El brunch, como el resto de la carta, muestra la personal interpretación del chef Juan Martínez-Alonso sobre el concepto de gastronomía farm-to-table de la firma, que consiste en hacer que los verdaderos protagonistas sean los productos de su Organic Farm salmantina, y de pequeños productores locales. Cocina del siglo XXI con sus raíces en la tierra, genuina y natural, sin artificios ni maquillajes, en la que la maestría técnica del cocinero se pone al servicio de los ingredientes.

A mí me parece un planazo de domingo, un trocito de paraíso en Madrid y una filosofía de vida que comparto plenamente, toda una experiencia slow life.



C/ María de Molina, 25 (esquina Lagasca 148) Madrid

Tlf. 91 436 59 22
Fotos propias y de WareHouse

Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en mgutierrezaller@gmail.com

jueves, 23 de marzo de 2017

GOFIO BY CÍCERO CANARY: PASIÓN POR LA GASTRONOMÍA CANARIA



Texto by Mónica Gutiérrez-Aller

Gofio, el nombre de este interesante restaurante, no es casual, ni mucho menos; quien más y quien menos sabe que el gofio es un elemento identificativo de la cultura, la gastronomía y la historia de las Islas Canarias, y por ello este proyecto gastronómico no podía llamarse de otra manera: ingredientes canarios, vinos canarios, estética canaria y personal canario, Canarias en estado puro en el centro de Madrid.





Un grupo de verdaderos apasionados por las Islas, su cocina y su gastronomía, abrió hace más de un año este restaurante en el madrileño Barrio de las Letras; Gofio es un local divertido, acogedor, fresco y joven en el que te sientes a gusto nada más entrar, con una decoración sin artificios y una iluminación cálida que acompaña la estética de sus platos.



Cuando pensamos en cocina canaria nos vienen a la cabeza las famosas papas arrugás, el mojo picón y el pescado fresco, pero la cocina canaria es eso y mucho más, y en Gofio queda demostrado con creces, ofreciendo tres tipos de menú (exprés, degustación corto y degustación largo) que cambia frecuentemente en función de los productos de temporada y de la demanda de sus clientes.

De los fogones de Gofio salen elaboraciones únicas y cuidada puesta en escena, una cocina con una alta dosis de creatividad, atrevimiento, locura y desenfado, entre la que destacan platos como las truchas de conejo al salmorejo (ni son truchas al uso, ni el salmorejo que conocemos, sino empanadillas rellenas de conejo en las que se inyecta la salsa de su cocción, el que llaman salmorejo); roast beef de txuleta a la brasa con papaya canaria, queso gomero y mojo palmero (que el personal de sala ahúma en mesa con tea canaria), todo un espectáculo de sabores; delicioso y original dim sum de potas estofadas en su salsa y papada de ibérico; vieira asada, gofio escaldado de zanahoria, mojo verde y lima, un bocado exquisito; sopa de cabra agripicante, tamal de queso y ajonegro, acompañado de una tosta de carne de cabra, intenso en sabores y texturas; garbanza con morcilla y chorizo, acompañado de ensalada de aguacate, aceitunas y vinagre añejo, un plato redondo. El apartado dulce del menú complementa perfectamente la deliciosa propuesta gastronómica de Gofio.

Es un gustazo ver desfilar y trabajar con corazón, cabeza y alma al personal de sala: joven, cercano, dinámico, profesional y totalmente entregado al proyecto gastronómico liderado por el chef canario Safe Cruz, y el jefe de sala Alberto Martín, quien conoce como pocos los vinos canarios, y se encarga de armonizar cada bocado con alguna de las más de treinta referencias canarias de su carta de vinos; con esta  tripulación y esta nave es imposible defraudar las exigencias gastronómicas de cualquier amante foodie que se precie, por lo que Gofio se convierte ya en un imprescindible en la lista de los gastrónomos.

  

C/ Lope de Vega, 9, Madrid

Tlf. 91 599 44 04
Fotos propias y de Gofio

Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en mgutierrezaller@gmail.com

jueves, 16 de marzo de 2017

ALBERTINA: HOMENAJE A LAS RECETAS TRADICIONALES



Texto by Mónica Gutiérrez-Aller

Albertina es un nuevo restaurante en Madrid del que seguro vas a oír hablar porque lo tiene TODO para triunfar:
La decoración, a cargo del estudio de Sonia Reixach, sabedora de la importancia de los detalles estéticos de los nuevos locales como complemento a la gastronomía, ha conseguido crear un ambiente moderno, actual y cálido, a la vez que relajado y acogedor gracias al acertado uso de colores y luces, combinados con materiales elegantes;


Nos encontramos antes de entrar al local, una terraza acristalada y practicable vestida con colores intensos y mobiliario desenfadado en la que poder tomarte el desayuno, un aperitivo, unas raciones o esa copa después del trabajo, además del “brunch & beat” que los fines de semana estarán amenizados con sesiones de un DJ como ya os comentaba hace unos días aquí. Y en nada comienzan las obras de una terraza interior, huerto hidropónico incluido, que sin duda será el must go de la temporada veraniega en la capital.

En el interior de Albertina, y antes de acceder al comedor, una novedosa barra de fondo reversible que actúa, durante el día, como colmado, desayunos, aperitivos y una interesante carta de barra con múltiples opciones para compartir, en la que la coctelería –a cargo de Gratas Kucinskas- juega un importante papel a la hora de armonizar tapas y cocktails.

Impactante la cava acristalada que ocupa el lugar de honor de esta primera estancia, no podrás quitarle los ojos de encima por lo llamativo; en su interior, una bodega con referencias seleccionadas y un novedoso Sherry Bar con más de 50 referencias del marco de Jerez que revela la importancia que Albertina quiere dar a su carta de vinos, con una excelente relación calidad/precio.

La cocina de Albertina es de ésas que no se olvidan y que ya estás pensando en cuándo volver para probar los platos de la carta que te dejas por pedir en la primera visita, y eso que la noche que cené allí pude probar unas cuantas recetas que la verdad, me impresionaron; un nivel de cocina muy por encima de la media a cargo de dos experimentados chefs: Antonio Muro (ex Zalacaín, Viridiana, Gaztelubide y Trasgu), y Mariano Thomé (Casa Andrés, Sagardi, Gran Meliá Mallorca), ofrecen una amplia carta centrada en cocina de producto y de mercado, no exenta de grandes técnicas y pureza de servicio. 

Una cocina de sabores que rescata platos tradicionales y recetas “de las de siempre”, tremendos sus platos de cuchara (verdinas con carabineros, guiso de costillas y patatas, alubias de Tolosa, cardo y almejas callos, pata y morro), exquisitas carnes de Cárnicas Vaca Pinta, y jugosos pescados, junto con los postres caseros elaborados cada día que no te dejarán indiferente. Y atención a la cesta de panes, de Pan de Panes, ¡repetirás!


Un servicio de sala profesional y cercano, encabezado por su jefe de sala y sumiller Griselda Ramos (ex La Candela, La Lonja y La Dorada) y su equipo siempre atento a que no falte de nada en la mesa, enhorabuena por el trabajo bien hecho.

Con un precio medio de 40 euros, Albertina promete convertirse en la apertura del año, y nos cuenta uno de sus socios, Adolfo, -todo un profesional en el mundo de la hostelería madrileña-, que no quieren quedarse en un proyecto estático, sino que irán creando nuevas fórmulas y diferentes conceptos: además del catering que ya tienen en marcha, en breve pop ups con otros restaurantes, colaboraciones con otros chefs, batallas de jazz-swing y bartenders…en fin, un proyecto redondo en mi opinión.

Y para los amantes del cine, la televisión, las series y el teatro, os cuento un secreto: en Albertina te puedes encontrar a conocidísimos actores patrios y también de talla internacional el día que menos te lo esperes, no digo más!


Acceder a la web de Albertina             

Alberto Alcocer, 43, Madrid

Tlf. 91 052 85 53
Fotos propias y de Albertina

Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en mgutierrezaller@gmail.com


martes, 14 de marzo de 2017

GASTROCELEBRANDO EL DÍA DEL PADRE: BRUNCH CON PAPÁ


Texto by Mónica Gutiérrez-Aller

Se acerca un día que a mí personalmente me encanta, San José, el día del padre, una ocasión especial que además este año cae en domingo, el día perfecto para levantarse tarde y sorprender a papá con una experiencia gastronómica diferente y divertida para celebrarlo: un brunch mano a a mano o en familia.

El “brunch” es esa propuesta que mezcla el desayuno con la comida sin llegar a ser ni lo uno ni lo otro (breakfast & lunch); Originaria de Reino Unido, con grandes seguidores en Estados Unidos y, en los últimos años, también en España, es perfecta para los fines de semana, cuando en muchas ocasiones uno despierta a media mañana sin saber si decantarse por un café con bollería o un plato contundente.

Os propongo tres restaurantes diferentes y originales para compartir un brunch de fin de semana con esa persona tan especial y celebrar el Día del Padre como la ocasión merece:


ALBERTINA: EL MÁS NUEVO EN MADRID



Recién aterrizado en Madrid, estuve cenando hace unos días y os lo contaré en breve porque, la verdad, me sorprendió muy mucho el nivel de cocina de este restaurante que nace como un espacio gastronómico multidisciplinar que pretende convertirse en referencia en Madrid y estoy convencida, lo será.

Albertina comienza este próximo sábado 18 de marzo sus Brunch & Beat en el que el brunch se acompañará de la mejor música a cargo de reconocidos DJ, y  se servirá en su terraza practicable de la calle Alberto Alcocer,43, durante los sábados, domingos y festivos de 12.00 a 15.00 horas.

El brunch de Albertina se compone de café, infusiones, zumo de naranja natural, bollería, panes artesanos, mermeladas caseras y tomate rallado.  Cocktails - a elegir uno: mimosa, bloody Mary, o coctelería clásica; después, a escoger un primer plato (Burratina con tomate y pesto tradicional de piñones, Muesli casero con yogurt y mermelada de fresones y cítricos, Blini de salmón ahumado, crema de eneldo y huevas o Bagel de lomo doblado o jamón ibérico de bellota con hojas tiernas y tomate Raf).

Y un plato principal, a escoger entre huevos Benedict con bacón y salsa holandesa, Merluza de pincho con mahonesa casera, Steak tartare de vaca vieja picada a cuchillo con un punto picante o Brochetas de pollo de corral, hongos, verduras y tomatitos a la parrilla con una vinagreta de naranja y mostaza.

Este apetecible brunch termina con delicatesen final como postre. Precio, 25 euros, por cierto ideal la decoración a cargo del estudio de de Sonia Reixach y espectacular bodega acristalada en mitad de la zona de mesas altas.


Fotos propias y de Albertina


PONCELET: EL MÁS ORIGINAL


Poncelet Cheese Bar le ha dado una vuelta a esta tendencia brunch con una nueva oferta generosa que se adapta a todos los gustos, desde el glotón hasta quien busca algo “detox” pasando incluso por quien no toma quesos.

Se puede degustar los domingos de 12 a 16 horas a un precio de 28,90 euros y, como sus cartas habituales, también cuenta con propuestas no queseras para todo

El menú de Poncelet Cheese Bar comienza con una copa de espumoso como especial bienvenida. Los batidos saben tan bien como suenan: frutas, vainilla bourbon, chocolate negro o queso ahumado y también reseñables los “Cheesetails” o cócteles maridados con queso (por ejemplo el Bellini con queso de cabra o el Negroni con uno de oveja curado). Además, zumos de naranja, cítricos o diferentes recetas de vegetales y frutas “detox” complementan los cafés, tés e infusiones.

¿Qué hay para “brunchear”? Lo primero, una cesta de panes tostados con mantequillas, mermeladas, tomate rallado y tabla de quesos o surtido de embutidos. A continuación, se presentan tres secciones para elegir un plato por cada una: En la primera, sopa fría de espárragos blancos; “streusel” de gouda, yema de huevo y virutas de ajo negro; crema ligera de calabacín y queso fresco de Madrid; ensalada Poncelet de parmesano; o tomate en almíbar oriental, romescu y oblea de queso pasiego.

En la segunda, pizza de queso manchego; tomatitos y carrillera ibérica laminada; “gua bao” de salmón ahumado, alcaparras y queso fresco; focaccia de mozzarella trufada, rúcula ,tomates secos y pollo confitado; mollete de pimientos rojos al humo asados en su jugo, bonito en escabeche y virutas de San Simón da Costa; “cheese burguer” de vacuno o una selección de ricas croquetas.

En la última, es protagonista la cazuelita de verduras guisadas con emulsión de pecorino de pienza y huevo termal; los huevos benedict o la tortilla de patata trufada y queso brie. El brunch concluye con la caja dulce Poncelet, compuesta por un croissant, una mini cake, la Poncelet cheesecake, una crema de chocolate y naranja en tostada y fruta de temporada marinada en ron.


Fotos propias y de Poncelet

CINCO JOTAS JORGE JUAN: EL MÁS IBÉRICO

Nos dicen desde el mítico y renovado Cinco Jotas del que os hablé aquí que a un padre le hace más feliz sorprenderle con una experiencia compartida alrededor de una mesa  que un regalo tradicional, y si va acompañada de un buen  jamón ibérico como Cinco Jotas, mejor que mejor…

Por eso Cinco Jotas Jorge Juan propone para este día especial invitar a los padres a disfrutar  del desayuno tardío más suculento de la zona Jorge Juan: su irresistible y habitual brunch de fin de semana, cuyo horario suele ser entre las 12.30 y las 14.30 horas y que ese día para los padres más perezosos, se alargará una hora más, será hasta las 15.30 h. y un precio de 25 euros.

Como tradicional brunch que es no puede faltarle, entre otros platos, a elegir unos buenos huevos, tanto los benedict con salmón , como los clásicos con puntillita y jamón, al más puro estilo ibérico marca de la casa. Entradas como tosta de jamón ibérico o de foie con albaricoque y crudites de verduras con su crema agria y como punto dulce para los más golosos una torrija caramelizada con helado de vainilla o una ensalada de frutas con yogur. Todo esto acompañado de una copa de mimosa o cava. Café o infusión.

Para que la ocasión resulte todavía más atractiva y entrañable,  Cinco Jotas Jorge Juan además cuenta con una terraza calefactada dentro del encantador callejón de Puigcerdá que hará, si cabe, más inolvidable la experiencia.


Fotos propias y de Cinco Jotas


Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en mgutierrezaller@gmail.com

jueves, 9 de marzo de 2017

HACIENDA ZORITA WINE HOTEL & SPA: MI EXPERIENCIA SLOW LIFE



Texto by Mónica Gutiérrez-Aller Gª

Os propongo una escapada de lujo, un fin de semana o un puente repleto de experiencias para los sentidos, porque todos nos merecemos un capricho de vez en cuando, hay que dejarse mimar y vivir explorando los pequeños placeres de la vida, y en Hacienda Zorita Wine Hotel & Spa son unos auténticos especialistas en proporcionar esas sensaciones.
Un lugar con historia, situado a unos 10 minutos de Salamanca (unas dos horas desde Madrid), la que fuera en su origen residencia dominica en 1366, y tras la estancia del mismísimo Cristóbal Colón haciendo valer su proyecto explorador ante los Consejeros de la reina Isabel La Católica, la hacienda se convirtió en una harinera privada, cayendo en desuso y en el olvido siglos después. En 2001 The Haciendas Company adquirió Hacienda Zorita para restaurar con mimo toda la finca, inaugurando el primer Wine Hotel & Spa de España.

La tarjeta de presentación de Hacienda Zorita es impresionante: tres hectáreas, 17 villas con jardín privado, 3 suites con vistas al Tormes y 20 habitaciones dobles; una espectacular bodega de crianza de Marqués de la Concordia y una carta de servicios de ocio y gourmet que forma parte de un exclusivo sector: Small Luxury Hotels of the World.

Mi primera experiencia recién aterrizada en Hacienda Zorita fue la Tapas Experience: los sábados al mediodía en Zorita’s Kitchen, ubicado en la Casa Grande de Hacienda Zorita, el único restaurante donde el río Tormes pasa por debajo proporcionando una espectacular perspectiva y sonido relajante. Tapas frías y calientes que puedes elegir tanto en la mesa de su abundante buffet como en cocina.

Slow Food y Farm to Table, la acertada filosofía de Zorita’s Kitchen que auna la cocina de mercado, moderna e inspiradora, con los sabores puros de carnes de reses salmantinas, pescados frescos del Tormes, frutas y verduras de huertos locales, que recuperan emociones y generan nuevas sensaciones.
Mi segunda experiencia, The Wine & Olive Spa, simplemente abandónate, déjate mimar, relájate y disfruta, en el jardín de Hacienda Zorita, en un renovado molino del siglo XIX atravesado por el río Tormes, se encuentra el centro de belleza de este Hotel que proporciona exclusivos tratamientos de vinoterapia en manos de expertas terapeutas; un enorme jacuzzi interior en forma de barrica de vino nos da la bienvenida junto con una copa de cava y un buffet de deliciosas frutas y zumos; y si el día acompaña, un segundo jacuzzi exterior a ras del Tormes en un entorno único.

Después de una agotadora semana de trabajo, no sabéis la maravilla que es recuperar el equilibrio físico, (y mental) con los tratamientos de este spa, que combinan las propiedades antioxidantes y regeneradoras de la uva y las bondades hidratantes y nutritivas sobre la piel del aceite esencial de rosa búlgara. Toda una carta de masajes, olivoterapia y vinoterapia, además de limpieza, peeling, mascarillas y cosmética natural en la paz del campo salmantino.

Mi tercera experiencia, cata de vinos y ron en la bodega de Marqués de la Concordia, acompañados de todo un profesional de Hacienda Zorita en lo que a vinos se refiere, Alberto, aprendimos un montón de cosas sobre el infinito y atractivo mundo del vino; más de 1300 barricas de roble francés y americano bajo el artesonado diseñado por el arquitecto español José Mª Pérez González, “Peridis”, en el que se puede ver el casco de una carabela invertida, en homenaje al viaje de Cristóbal Colón a las Américas, como os contaba antes, de alguna forma comenzó en esta Hacienda. Atención a su vino Premium “Magister”, elaborado con una selección de las mejores uvas recogidas únicamente en años excepcionales en los viñedos del Valle del Duero, envejece durante 10 meses en 20 barricas de roble francés, ¡espectacular cata!.

Hora de cenar en Zorita’s Kitchen, productos autóctonos y genuinos del Valle del Duero, sin manipulación alguna, procedentes de pequeños productores locales que miman con cariño la calidad del producto, una filosofía cuidada con celo y pasión por el equipo de Zorita’s Kitchen impulsada por el Vicepresidente de The Haciendas Co. Jaime Boville Gª de Vinuesa con su chef Rubén García a la cabeza. Una carta armonizada con el aroma, sabor, temperatura y textura de los vinos de producción propia de Hacienda Zorita.

Os puedo garantizar que hacía tiempo que no dormía tan plácidamente, sin ruidos, en un entorno bucólico y una sensación de serenidad absoluta, así que después del descanso, un apetitoso desayuno nos espera en Zorita's Kitchen, compuesto por los embutidos de la casa, quesos de elaboración propia de los que luego os hablaré, bollería casera, tartas diferentes, fruta recién cortada, y una carta de platos calientes preparados al momento, ñam ñam! 
Mi cuarta experiencia, una auténtica experiencia campestre: a 10 minutos de Hacienda Zorita se encuentra su Organic Farm, una granja donde nos enseñaron su filosofía de vida slow life, en la que disfrutar de los sabores de la vida de un modo de lo más divertido, de la mano de su encantador Director de Experiencias, Javier, y comenzando con un paseo en jeep por la dehesa para recrearnos con el paisaje de encinas y campos de trigo, visitando los animales de la finca, cerdos mangalica (procedentes de Hungría, “primos-hermanos” de nuestro cerdo ibérico), vacas, búfalas africanas, cabras veratas y ovejas churras autóctonas; éstas últimas proporcionan además la leche para la elaboración de excelentes quesos en la fábrica de la granja, “Quesos de la Dehesa”, que están entre los 50 mejores quesos del mundo y galardonados con el Super Gold 2013 World Cheese Awards.

Y tras la excursión, deliciosa cata de quesos, aceite de oliva virgen extra, y un vinagre único en su elaboración, un acceto artesanal de producción limitada y reconocido prestigio que se elabora con todo el cuidado y la tradición en la propia granja, en la que disfrutamos de un almuerzo campestre con productos de su huerto de agricultura natural y ecológica, embutidos, vinos y quesos de Hacienda Zorita.

Después de todas estas maravillosas experiencias y sensaciones del lujo tranquilo no me queda más que recomendaros una visita a este hotel enoturístico de calidad excepcional y filosofía de vida a seguir.

Acceder a la web de Hacienda Zorita              

Carretera Salamanca a Ledesma, km. 8,700 Valverdón (Salamanca)

Tlf. 923 12 94 00
Fotos propias y de Hacienda Zorita

Si queréis que visite vuestro establecimiento, podéis contactarme en mgutierrezaller@gmail.com